• – ULTIMA NOTICIA –

  • – CALENDARIO –

    enero 2011
    L M X J V S D
    « Dic   Mar »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • – ARCHIVOS –

  • – INFO. Y NOTICIAS –

    ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ----------------------------------------------
  • – DICHO –

    ¡DESDE EL FUTURO DEL MUNDO NO DAMOS LA MINIMA CABIDA AL SIONISMO!, PORQUE CUANDO UN SIONISTA HABLA DE RESPETO O AMOR AL PROJIMO, ¡HASTA LAS PIEDRAS SE RIEN!.
  • – SITIOS PARA VER –

    ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ---------------------------------------------- ----------------------------------------------
  • BOYCOTT AL SIONISMO
  • BUSH Y SU MENSAJE DE "DIOS" LA RESPUESTA A BUSH

HASSAN NASRALLAH, SOMOS LA RESISTENCIA NO BUSCAMOS EL GOBIERNO:

El secretario general de Hezbola, Sayyed Hasan Nasrala, pronunció un discurso televisado en el canal Al Manar, en el que se dirigió a la enorme multitud reunida en Ras Al Ein, en Baalbek, para conmemorar el Arbain del Imam Hussein (PB) y sus compañeros el martes.

Sayyed Nasrallah dijo que él abordaría tres temas principales en su discurso. “El primero será sobre la ocasión, el segundo, breve, sobre los acontecimientos en la región y el último sobre los últimos acontecimientos en Líbano, especialmente dado que estamos viviendo unos días significativos y sensibles para el destino de nuestro país.

El acontecimiento marca la culminación del período de 4 días de luto tras el aniversario del martirio del Imam Hussein, el nieto del Profeta y tercer Imam shií.

Sayyed Nasrala saludó al pueblo de Túnez pidiéndole que sea consciente y coherente y no permita a nadie malograr sus esfuerzos. “Hemos oído ayer que Feltman viajó a Túnez, lo que es un mal presagio. El pueblo de Túnez debe permanecer alerta porque cuando Feltman quiere hablar sobre procedimientos y elecciones con el gobierno interino de Túnez, hay que ser consciente también que se está preparando una conspiración contra el pueblo tunecino. Cuando Feltman, el malabarista, viene, la desolación y los conflictos le acompañan”.

Con respecto al soldado de ocupación israelí, Gilad Shalit, Sayyed Nasrala dijo que “el mundo está hablando sobre Shalit, el soldado asesino, y olvidando a los miles de honestos palestinos. Recordamos las casas que fueron destruidas y recordamos Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa y a los millones de refugiados contra los que todo el mundo conspira para mantenerlos alejados de su tierra, sus derechos y sus lugares santos. Desde el principio, creímos en Palestina y en el sufrimiento de su pueblo. En este camino hemos ofrecido a nuestros mártires más preciados y continuaremos sacrificándonos junto a este pueblo. Juntos hemos sido martirizados y juntos alcanzaremos la victoria, Dios mediante”.

“En relación a los acontecimientos de Líbano, Su Eminencia dijo: “Vivimos un período difícil y sensible y esto necesita de acciones responsables. Recurrimos a las instituciones constitucionales y a la legalidad para hacer frente al acta del Tribunal Especial para Líbano, que va dirigida contra la Resistencia. Lo que hicimos fue algo normal y practicamos nuestro derecho constitucional. Los ministros de la oposición dimitieron y derribaron el gobierno y luego tomamos parte en consultas parlamentarias, que llevaron a un claro resultado, y el presidente Suleiman designó a Mikati para formar un nuevo gobierno.”

“La batalla durante las consultas fue muy fuerte. Me gustaría deciros que muchos gobiernos extranjeros se interfirieron. Imaginad que el vicepresidente de EEUU llamó al líder de un grupo parlamentario para pedirle que votara por Saad Hariri. Muchos estados se interfirieron, pero la batalla política tuvo lugar en un contexto legal y constitucional,” dijo el secretario general.

“Comprendemos los sentimientos y la irritación (de los seguidores de Hariri). Pero quiero decir algo. Supongamos que el escenario fuera al revés y que el candidato del otro bloque fuera el designado y algunas personas tomaran las calles para protestar, como sucedió ayer y hoy. Habríamos sido testigos de condenas en Washington, las capitales europeas y otras del mundo. Habríais sido testigos de una campaña global que describiría a los seguidores de la oposición como terroristas y enemigos de la voluntad constitucional. Sin embargo, como las manifestaciones vinieron del otro lado, el mundo permaneció mudo. ¿Quién habla ahora del respecto a la legitimidad de Líbano y las instituciones constitucionales? ¿Por qué respetabáis la voluntad de la otra mayoría y no respetáis la de ésta? Y, si las manifestaciones y los bloqueos de carreteras son algo legítimo, ¿por qué condenáis a la oposición cuando ésta llena las calles? Se supone que todos aquellos que nos han estado dando lecciones desde 2005 sobre civilización, democracia y las reglas de la mayoría deberían hablar ahora. Sin embargo, parece que estas lecciones han terminado para siempre.”

En todo caso, Sayyed Nasrala dijo que existe hoy una nueva oportunidad política. “Las amenazas contra Mikati serán inútiles y decir que es el candidato de Hezbola es erróneo porque en 2009 él concurró en la lista de Hariri y es un hombre de centro. Estas declaraciones buscan sólo presionarle y comprendemos que están dirigidas a incitar a enfrentamientos de tipo sectario. La oposición tenía otras opciones, pero la nominación de Mikati ha sido vista por nosotros como una forma de responder al desafío y una oportunidad para el país, así que le apoyamos. El próximo primer ministro no será el de Hezbola, ni tampoco lo será el próximo gobierno. Eso se dice sólo para provocar a las potencias extranjeras contra Líbano, especialmente EEUU, Israel y los que están implicados en el proyecto israelo-norteamericano para la región”.

“No buscamos el poder y hasta 2005 no tomamos parte en ningún gabinete en Líbano. Nunca pedimos un ministerio o una administración o un gobierno. Todo lo que pedimos y todavía decimos es que somos una Resistencia. Hicimos todo lo posible para defender el país y la dignidad árabe y libanesa y para liberar nuestro territorio. Queremos dos cosas de vosotros (la coalición del 14 de Marzo): 1 – Dejadnos en paz. No conspiréis contra nosotros ni nos apuñaléis por la espalda. No necesitamos vuestra protección. 2 – Cuidad y servid al pueblo, especialmente las áreas pobres de Akkar, Bekaa y el Norte. ¿Qué habéis hecho por Akkar, Trípoli y el Norte en estos cinco años?

“Fuisteis a Washington e hicisteis promesas y estáis conspirando contra la Resistencia y sus armas. Incluso el propósito de la mesa de diálogo era el de desarmar a la Resistencia y fracasasteis. Pedisteis la Guerra de Julio contra la Resistencia y fracasasteis. Hoy utilizáis el Tribunal Especial sobre Líbano para desembarazaros de la Resistencia, pero fracasaréis,” dijo Sayyed Nasrala. “Aunque tuvimos problemas con vosotros, estamos dispuestos a vivir juntos y resolver los temas pendientes, pero no sobre la base de la eliminación del otro. Si no dáis a Mikati la oportunidad de que tenga éxito, ¿adónde queréis, pues, llevar el país?”, añadió.

Sayyed Nasrala indicó que sólo el Ejército, el Pueblo y la Resistencia pueden proteger Líbano de las agresiones israelíes, pero no la forma del gobierno ni su primer ministro. “Dad a Mikati una oportunidad, incluso aunque sea sólo un año. El rechazo a participar en el próximo gabinete sólo servirá para demostrar que la Alianza del 14 de Marzo quiere gobernar el país sola”.

TUNEZ, LA REVOLUCION DE LOS JAZMINES:

El 17 de diciembre de 2010, la inmolación voluntaria de un vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, quien se prendió porque la policía le había confiscado su carreta y sus productos, da paso a los primeros disturbios. La población de Sidi Bouzid se identifica con aquel drama personal y se subleva.

Los enfrentamientos se extienden a varias regiones y, posteriormente, alcanzan la capital tunecina. El sindicato UGTT y un colectivo de abogados organizan manifestaciones, sellando así –sin hacerlo a propósito– la alianza entre las clases populares y la burguesía alrededor de una organización estructurada.
El 28 de diciembre, el presidente Ben Ali trata de recuperar el control de la situación. Visita al joven Mohamed Buazizi en el hospital y se dirige esa misma noche a la nación. Pero su discurso televisivo expresa su ceguera. Ben Ali denuncia a los manifestantes como extremistas y agitadores a sueldo y anuncia una represión feroz. Lejos de calmar las cosas, su intervención convierte la revuelta popular en insurrección. El pueblo tunecino ya no denuncia solamente la injusticia social sino el poder político.

En Washington se dan cuenta de que «nuestro agente Ben Ali» ha perdido el control de la situación. En el Consejo de Seguridad Nacional, Jeffrey Feltman [3] y Colin Kahl [4] consideran que es hora de deshacerse del dictador ya desgastado y de organizar la sucesión antes de que la insurrección se convierta en una verdadera revolución, o sea antes de que ponga en tela de juicio el sistema.
Se decide entonces movilizar a los medios de difusión, en Túnez y en el mundo, para limitar la insurrección. Se trata de dirigir la atención de los tunecinos hacia los problemas sociales, la corrupción de la familia Ben Ali y la censura de prensa.

Todo con tal de evitar el debate sobre las razones que llevaron a Washington a poner a Ben Ali en el poder hace 23 años y a protegerlo mientras se apoderaba de la economía nacional.

El 30 de diciembre, el canal privado Nessma TV desafía al régimen con la transmisión de reportajes sobre los disturbios y organizando un debate sobre la necesaria transición democrática. Nessma TV es propiedad del grupo italo-tunecino de Tarak Ben Ammar y Silvio Berlusconi. Los indecisos captan inmediatamente el mensaje: el régimen se tambalea.
Simultáneamente, expertos estadounidenses, así como serbios y alemanes, son enviados a Túnez para canalizar la insurrección. Son estos expertos quienes, manipulando las emociones colectivas, tratan de imponer consignas en las manifestaciones. Siguiendo la técnica de las supuestas «revoluciones» de colores, elaborada por la Albert Einstein Institution de Gene Sharp [5], estos expertos dirigen la atención hacia el dictador para así evitar cualquier debate sobre el futuro político del país. Aparece así la consigna «¡Ben Ali, lárgate!» [6].

Bajo la denominación Anonymous, el ciberescuadrón de la CIA –ya utilizado anteriormente contra Zimbabwe e Irán– hackea varios sitios web oficiales tunecinos e introduce en ellos un mensaje de amenaza en inglés.

Los tunecinos siguen desafiando al régimen de forma espontánea, lanzándose masivamente a las calles y quemando estaciones de policía y establecimientos pertenecientes a la familia de Ben Ali. Algunos lo pagarán incluso con su sangre.
Desorientado y patético, el dictador sigue sin entender lo que sucede.

El 13 de enero, Ben Ali ordena al ejército disparar contra la multitud, pero el jefe del Estado Mayor de las fuerzas terrestres se niega a hacerlo. El general Rachid Ammar, ya en contacto con el general William Ward, comandante del AfriCom, anuncia personalmente al presidente Ben Ali que Washington le ordena huir.
En Francia, el gobierno del presidente Sarkozy no ha sido prevenido de la decisión estadounidense y no ha analizado los diferentes cambios de casaca. La ministra de Relaciones Exteriores, Michele Alliot-Marie, se propone salvar al dictador enviándole consejeros en materia de orden público y equipamiento para que pueda mantenerse en el poder mediante procedimientos más limpios [7]. El viernes 14 se fleta un avión de carga. Cuando terminan en París los trámites de aduana, ya es demasiado tarde. El envío de ayuda ya no es necesario. Ben Ali ha huido.
En Washington y Tel Aviv, en París y en Roma, sus antiguos amigos le niegan el asilo. Va a parar a Riyadh (capital de Arabia Saudita), no sin haberse llevado consigo 1,5 toneladas de oro robado del Tesoro público tunecino.

EL CAIRO PROIHIBE LAS MANIFESTACIONES, WASHINGTON APOYA A MUBARAK:

El Ministerio egipcio del Interior indicó el miércoles que había prohibido toda nueva manifestación tras las habidas el martes en contra del régimen de Mubarak, que reunieron a miles de personas y produjeron cuatro muertos.

El Movimiento del 6 de abril, un grupo de militantes pro-democráticos, fue el organizador de las manifestaciones y señaló que había convocado de nuevo varias concentraciones el miércoles en el centro de El Cairo.

Las manifestaciones anti-gubernamentales del martes han sido las más importantes de su género habidas en Egipto en el curso de tres décadas de presidencia del presidente Hosni Mubarak, que ha detentado el poder desde 1981.

DIEZ MANIFESTANTES MUERTOS

Tres manifestantes y un policía resultaron muertos el martes durante las manifestaciones que reunieron a miles de egipcios y que pidieron la partida del presidente Hosni Mubarak y que han estado inspiradas por la revuelta popular tunecina.

Las fuerzas del orden intervinieron durante la noche del martes al miércoles lanzando gases lacrimógenos para dispersar a los miles de manifestantes presentes en la plaza Tahrir, en el centro de la capital cerca de varios edificios oficiales.

En total, unas 15.000 personas se manifestaron en diversos lugares de El Cairo y unas 10.000 en la Plaza Tahrir, según cifras oficiales.

Cantando eslóganes como “Mubarak lárgate”, “Pan, Dignidad y Libertad” y “Túnez es la solución”, millares de egipcios desfilaron por El Cairo y Alejandría (norte del país) y en numerosas otras ciudades, frente a un dispositivo policial masivo -compuesto por unos 20.000 ó 30.000 miembros de las fuerzas del orden- en la capital.

Según los especialistas, estas manifestaciones antigubernamentales han sido las más importantes desde las habidas en 1977, que estuvieron provocadas por el alza del precio del pan. “Estas manifestaciones son las importantes no sólo por el número de participantes y el hecho de que tuvieran lugar en todo el país, sino porque afectan al conjunto de la población,” estima el politólogo Amr al Shubaki, del Instituto Al Ahram.

Varios grupos de militantes por la democracia habían convocado la manifestación para el martes, calificándola oficialmente de “Jornada de la Revuelta”, una “jornada de revuelta contra la tortura, la pobreza, la corrupción y el paro”.

El opositor Mohammed ElBaradei, antiguo jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), ha apoyado esta iniciativa.

La idea de las manifiestación ha partido también de los jóvenes, movilizados a través de las redes sociales de Internet. En Facebook, más de 90.000 personas se mostraron dispuestas a manifestarse.

Los Hermanos Musulmanes y el Wafd, el principal partido de la oposición laica, no se han asociado oficialmente con el movimiento, pero han dado libertad a sus militantes para unirse a él.

WASHINGTON APOYA A MUBARAK

Entre las reacciones internacionales, cabe destacar la de la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que aseguró desde Washington que el gobierno egipcio, un firme aliado de EEUU en Oriente Medio, era “estable”.

Egipto, con más de 80 millones, es el país más poblado del mundo árabe y más del 40% de su población vive con menos de dos dólares por día y persona. Varias inmolaciones han tenido lugar en estos días en Egipto como imitación de la de un joven de Túnez, que desencadenó la revolución en su país.

El presidente Mubarak, de 82 años, quiere volver a presentarse a las elecciones de septiembre. Se ha hablado de su hijo Gamal, de 47 años, como un posible sucesor.

Fuentes: Al- Manar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: